sábado, 24 de septiembre de 2011

Ron Mueck en San Ildefonso


El escultor australiano Ron Mueck (rapado y con barba), quien por primera vez muestra en la ciudad de México sus creaciones hiperrealistas, supervisó el montaje de su exposición en el recinto universitario de Justo Sierra 16, Centro Histórico Foto Yazmín Ortega Cortés

Foto: Yazmín Ortega Cortés
Foto: Yazmín Ortega Cortés

Periódico La Jornada

El artista australiano Ron Mueck supervisó el montaje de sus esculturas hiperrealistas en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, donde se expondrán, a partir del 21 septiembre, obras provocadoras del sentido de la fragilidad humana y el asombro por la perfecta minuciosidad de la desnudez, entre otras emociones.

Desde una mujer meditabunda monumental que yace en cama, con dimensiones de seis metros de largo, hasta la asombrosa verosimilitud de los detalles de proporciones diminutas de un bebé recién nacido, conforman el trabajo del artista, nacido en Melbourne, en 1958.

La muestra reúne nueve esculturas elaboradas con silicón, fibra de vidrio y acrílico, entre 2000 y 2009.

En ellas, Mueck juega con las escalas de los sujetos, en proporciones poco convencionales, donde reproduce la anatomía y rompe con las fronteras de la vitalidad, con su atención en los pigmentos de la piel, los pliegues de la piel, la vellosidad.

Pero también reproduce escrupulosamente las emociones, el sentido de desolación y las diferentes edades, en lo que pareciera una irrupción de la intimidad.


La colección llega a la capital del país después de mostrarse en el Museo de Arte Contemporáneo (Marco), de Monterrey, y que fue un suceso en la ciudad regiomontana, donde fue vista por casi 170 mil personas.

Dead man, la escultura del cadáver desnudo de su padre, en la que el realismo rebasa el uso de materiales sintéticos, ya que utilizó el cabello real del modelo, fue la obra que volcó la mirada pública sobre Mueck en 1997, quien tras casi 20 años de dedicarse a la construcción y manipulación de marionetas en un programa infantil de televisión de su país natal, se mudó a Londres y comenzó una meteórica carrera que lo ha llevado a mostrar su obra en Reino Unido, Japón, Canadá, Australia y la Bienal de Venecia.

En la muestra en el recinto universitario de Justo Sierra 16, Centro Histórico, Mueck expone por primera vez en la ciudad de México. Se incluyen emblemáticas creaciones, comoMáscara II, en la que el artista reproduce su rostro, en una pieza que mide 77 x 118 x 85 centímetros.

Vía: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás también le interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...